8 Técnicas y 5 pasos

Tai  Chi  Dinámico

La Esencia del Tai Chi Chuan se basa en el conocimiento y el dominio de los 13 Elementos Esenciales de este arte:  las 8 Fuerzas (también denominadas Puertas, Direcciones, Senderos, Potencias o Técnicas) y los 5 Pasos o  Desplazamientos básicos, también conocidos como los  5 Elementos: Metal, Agua, Madera, Fuego y Tierra.

El trabajo de las 13 Técnicas y su estudio aporta una comprensión y una interpretación de la función marcial de las posturas de Tai Chi Chuan más ajustada a la realidad. Aunque las posturas  o “rutinas” tradicionales de las formas recrean, mediante el “Boxeo de Sombras”,  una incipiente habilidad marcial, el conocimiento de las 13 Técnicas ayuda a familiarizarse con las innumerables e imprevisibles variables que pueden aparecer en una situación de combate real.

xing yi

Así, el Tai Chi de los 13, La Esencia del Tai Chi Chuan, se caracteriza porque incluye en su entrenamiento desplazamientos lineales y/o circulares dotados de un mayor dinamismo y un mayor grado de vitalidad energética. Este tipo de entrenamiento es la faceta menos conocida del Tai Chi Chuan, porque sólo se transmitía en los estadios avanzados de la práctica, y era accesible sólo para aquellos alumnos a los que se denominaba de puerta cerrada o de “cámara”.

Al practicar las artes marciales, uno debe imaginar que está
golpeando a un  adversario real y no sólo practicando
técnicas superficiales.
 
Una de las características
de las “formas floridas”  es una interpretación
errónea de la función de las posturas.

 

Ch’i Chi-Kuang (1528-1587)*
 

 

El motivo por el que estas enseñanzas permanecía celosamente guardadas y custodiadas,  mostradas  sólo a unos pocos, era para asegurarse que la transmisión de este conocimiento preservaba la Esencia del Arte en su sentido más estricto:

Hay muchas otras escuelas de artes marciales.
Aunque hay diferentes estilos, no van
más allá de dominar la debilidad con la fuerza,
superar la lentitud con la rapidez,
el fuerte venciendo al débil y
las manos lentas
cediendo ante manos rápidas.
Todo esto se basa en  dotes
físicas  innatas y no tiene nada  que ver con
algo adquirido mediante serios estudios.

 

Los sabios nos enseñan que vencer con la fuerza
no conquista el corazón.
 
Wang Tsung-Yüeh  (circa 1750)**
 

 

Ch’i  Chi-Kuang  (1528-1587) Citado en: “Los precursores del Tai Chi Chuan”,  Douglas Wile, Ediciones Tao.
** Wang Tsung-Yüeh: “Tratado de Tai Chi Chuan” (circa 1750). Citado en: “Los precursores del Tai Chi Chuan”, Douglas Wile, Ediciones Tao.
 

Vídeo: Feng ZhiQiang’s 18 elbow form